Llevando el mensaje de YHWH a todas las ovejas perdidas de Yisrael

Mes: agosto 2020

Siempre lo mejor es esperar en YHWH

Siempre lo mejor es esperar en YHWH

Es muy normal que como humanos en muchas de nuestras actividades familiares, de trabajo, compra o diversión, tomemos siempre la batuta y determinemos sobre nuestro futuro con ello a corto, mediano y largo plazo. Casi siempre pensamos algo, creemos que lo necesitamos y en seguida actuamos sin pedir la dirección de YaHWéH, para tal hecho y si este sale bien normalmente nos lo achacamos a nuestra inteligencia o percepción de hecho, pero casi nunca a YaHWéH. Normalmente a nadie le gusta esperar y es ahí donde está el secreto de los milagros que YaHWéH efectúa para sus hijos, ya que si por nuestros propios medios lo podemos hacer ya no es un milagro, sino nuestra voluntad. Muchas veces somos nosotros los que recreamos una necesidad, que talvez si la analizamos bien y la vemos a largo plazo, no tendría sentido llevar a cabo dicha necesidad o evento.

Me llama la atención un evento donde participan el rey David, el rey Saúl y por supuesto la voluntad de YaHWéH en los acontecimientos, leer con atención el pasaje, SHEMUEL ALEF (1 Samuel) 26:

1 Los habitantes de Zif fueron a Guibeá a ver a Saúl y le dijeron: David está escondido en la colina de Haquilá, frente al desierto. 2 Entonces Saúl se puso en marcha, acompañado de tres mil de los mejores soldados yisraelitas y se fue al desierto de Zif en busca de David. 3 Acampó en la colina de Haquilá, que está junto al camino y frente al desierto. Pero David, que estaba en el desierto, se dio cuenta de que Saúl lo había seguido hasta allí, 4 así que envió espías para saber hasta dónde había llegado Saúl. 5 Después fue hasta el lugar en que Saúl había acampado y se fijó en dónde dormían Saúl y Abner, el hijo de Ner, que era jefe del ejército de Saúl. Resultó que Saúl dormía dentro del campamento, rodeado de su gente. 6 Entonces David habló con Ahimélec el hitita y con Abisai, que era hijo de Seruiá y ají de Yoab y les preguntó: ¿Quién está dispuesto a bajar conmigo al campamento para llegar hasta Saúl? Yo bajaré contigo respondió Abisai.7 Aquella misma noche, David y Abisai fueron al campamento. Saúl estaba durmiendo dentro del campamento y a su cabecera tenía su lanza hincada en tierra. Abner y la tropa estaban acostados alrededor de él. 8 Entonces dijo Abisai a David: YaHWéH ha puesto hoy en tus manos a tu enemigo. Déjame que lo mate ahora y que lo clave en tierra con su propia lanza. Un solo golpe será suficiente. 9 Pero David le contestó: No lo mates, pues nadie que intente matar al rey escogido por YaHWéH quedará sin castigo. 10 Juro por YaHWéH que Él será quien le quite la vida ya sea que le llegue la hora de la muerte, o que muera al entrar en combate. 11 Que YaHWéH me libre de intentar matar al rey que Él ha escogido. Así que toma la lanza que está a su cabecera y la jarra del agua y vámonos. 12 De esta manera David tomó la lanza y la jarra del agua que estaban a la cabecera de Saúl y se fueron. Nadie los vio ni oyó; nadie se despertó, porque todos estaban dormidos, pues YaHWéH hizo que cayeran en un profundo sueño. 13 Después David pasó al otro lado del valle y se puso sobre la cumbre de un monte, a cierta distancia. Entre ellos quedaba un gran espacio. 14 Entonces David llamó en alta voz a Abner y al ejército: Abner, contéstame. Abner respondió: ¿Quién eres tú para gritarle al rey? 15 David le dijo: ¿No eres tú ese hombre a quien nadie en Yisrael se le puede comparar? ¿Cómo es que no has protegido a tu amo el rey? Uno del pueblo ha entrado con intenciones de matarlo. 16 No está bien lo que has hecho. Yo les juro por YaHWéH que ustedes merecen la muerte, pues no han protegido a su amo, el rey que YaHWéH ha escogido. ¡Busca la lanza del rey y la jarra del agua que estaban a su cabecera, a ver si las encuentras! 17 Cuando Saúl reconoció la voz de David, exclamó: Pero si eres tú, David, hijo mío, quien me habla y David contestó: Sí, mi rey, soy yo. 18 Pero, ¿Por qué persigue mi rey a este servidor suyo? ¿Qué he hecho? ¿Qué mal he cometido? 19 Yo le ruego a mi rey que escuche a este siervo suyo: Si es YaHWéH quien ha puesto a mi rey en contra mía, acepte Él una ofrenda; pero si es cosa de los hombres, que YaHWéH los maldiga. Porque me han arrojado ahora de esta tierra, que es de YaHWéH, con lo cual me empujan a servir a dioses de otros pueblos. 20 Yo no quisiera que mi dam fuera derramada lejos de la presencia de YaHWéH, pero mi rey ha salido en busca de una pulga y me persigue por los montes como a una perdiz. 21 Entonces Saúl dijo: David, hijo mío, reconozco que he pecado. Me he portado como un necio y he cometido un gran error. Pero regresa, que no volveré a buscar tu mal ya que en este mismo día has mostrado respeto por mi vida.22 David le contestó: Aquí está la lanza de mi rey. Que venga uno de los criados a recogerla, 23 y que YaHWéH recompense a cada cual según su lealtad y sinceridad. Aunque YaHWéH puso hoy a mi rey en mis manos, no quise alzar mi mano contra el rey que Él ha escogido. 24 Y así como hoy he respetado la vida de mi rey, así quiera YaHWéH respetar la mía y me libre de toda angustia. 25 Saúl exclamó entonces: Baruk (Bendito) seas, David, hijo mío. Tú emprenderás grandes cosas y tendrás éxito en todo. Después de esto, Saúl regresó a su casa y David siguió su camino.

SHEMUEL ALEF (1 Samuel) 26: 1-25

En la lectura del pasaje entendemos claro de que Saúl con sus celos de rey, perseguía a David de una manera perversa, ya que su fin era matarlo y quitar la competencia de su lado. David en cambio a sabiendas de que sabía que él iba a ser el rey de Yisrael, supo esperar el momento que YaHWéH había establecido para que él tomara la posición de rey, no iba a ser matando a Saúl para adelantar el tiempo, sino ser rey en el tiempo de YaHWéH. Lo que David hizo para demostrar su amor y respeto al rey Saúl fue absolutamente una locura, humanamente hablando, entrar en un campamento militar, solo y sin ayuda es una osadía en extremo, al pedir voluntarios David consigue uno, el joven Abisai. YaHWéH tuvo que haberle dado a David la idea de descender al campamento de Saúl y envió sobre Saúl y sus soldados un profundo sueño para que no se despertaran. No es meramente sueño de cansancio sino algo como una anestesia aplicada al hombre. La palabra de David prevalecía con Abisai, este muchacho era valiente pero no siempre prudente. Las dos cosas se complementan, y para que sea prudente, David le explica otra vez el concepto de ungido. Es decir, YaHWéH es el que unge o designa y sólo Él puede quitarlo. David no pretendía usurpar las decisiones de YaHWéH. Saúl al contrario perseguía a David como a una presa valiosa por los montes para aniquilarlo.

Este tremendo pasaje nos debería hacer reflexionar que casi todos en el mundo tienen enemigos, ya sea de envidia, por hechos o circunstancias, pero como hijos de YaHWéH si esperamos en la justicia de YaHWéH con paciencia, podremos en Él obtener los sueños milagrosos esperados o el pago justo a nuestros enemigos de eso no hay duda, por eso lo exclamado por David en el pasaje leído: 9 pues nadie que intente matar al rey escogido por YaHWéH quedará sin castigo. 10 juro por YaHWéH que Él será quien le quite la vida ya sea que le llegue la hora de la muerte, o que muera al entrar en combate.

Otra vez repito si somo hijos de YaHWéH verdaderamente, somo más que vencedores por medio de aquel que nos llamó, por lo tanto, esperemos en Él no solo nuestras peticiones y necesidades, sino el juicio de YaHWéH para todos aquellos que intentan hacernos mal o hacernos parecer mal. Todo llega a su tiempo, todo en YaHWéH tiene su día y hora, de modo que sepamos entender la voluntad de YaHWéH para nuestras vidas.

SHALOM

ROHE Johnny Chavarría Diaz – Agosto 2020

¿Sientes envidia? Este es un tema peligroso!

¿Sientes envidia? Este es un tema peligroso!

Los diccionarios definen la envidia como: Un sentimiento de descontento o de disgusto, por el contentamiento o gozo de otro (a). Es muy normal y predecible que el malhumorado y contraído, el amargado, no puede vivir o estar conforme con la risa del que está contento y satisfecho, porque envidia en el fondo un sentimiento del que él o ella son incapaces de tener o manifestar, precisamente por la envidia, y puede usted notarlo que en cualquier momento donde el se sienta amenazado por la envidia que siente, explota sin importar nada.

La Toráh lo define como algo fuera del contexto que YaHWéH desea para los hombres, leamos: Hechos 17:

5 Pero los hebreos, llenos de envidia, reclutaron a unos maleantes callejeros, con los que armaron una turba y empezaron a alborotar la ciudad. Asaltaron la casa de Lasón en busca de Shaúl y Silas, con el fin de procesarlos públicamente. 6 pero como no los encontraron, arrastraron a Lasón y a algunos otros ajím (hermanos) ante las autoridades de la ciudad, gritando: Estos que han trastornado el mundo entero han venido también acá.

Hechos 17: 5-6

Otra posición de muchos, es que la envidia es una emoción negativa de descontento y resentimiento generada por el deseo de tener las posesiones, atributos, cualidades o logros de otra persona. Es interesante que la envidia normalmente sólo involucra a dos personas, la persona envidiosa y la persona envidiada, aunque esta no lo sepa.

Dicen otros que la envidia es aquel sentimiento o estado mental en el cual existe dolor o desdicha, por no poseer lo que tiene el otro (a), sean bienes, cualidades superiores u otra clase de cosas, esto sin importar si el envidioso (a) están lejos del envidiado (a).

Le envidia puede llegar a calar tan profundo,  que el envidioso (a) desea, los bienes, las metas de otra persona, esto incluye a los le rodean, las condiciones de trabajo, su apariencia, su estado rujaní, su ropa, su estado de salud, su dinero, el amor que le tienen, sus habilidades sociales, su pericia y lo peor de todo es, que el que envidia se ve inferior, carente de todo, infeliz con lo que es y lo que posee y esto porque al otro (a) lo ven mejor posicionalmente o con las cualidades , las “berajot” (bendiciones) según piensan ellos (ellas) que el envidioso (a) carece. Basados en el texto arriba señalado del libro de Hechos 17, y conociendo la labor impuesta a Shaúl y Silas por parte de YaHWéH, podemos decir con toda certeza que estos hombres estaban actuando con demasiada envidia y ciegos en su pensamiento, ciegos de envidia, pero así mismo actúan hoy muchos hombres y mujeres que  quieren dejar en mal a muchos por su envidia basados en su poca sabiduría y conocimiento de la Toráh, además de su incompetencia y su falta de actitud positiva de la vida para ver las cosas, pero estos muchos se placen con bocanadas de mentiras y engaños para desvirtuar al que envidian y lo más grave muchos los escuchan y comparten su pésima actitud de envidioso (a), leamos la Toráh:  KEFA ALEF (Primera de Pedro) 2:

1 Por lo tanto, abandonando toda maldad y todo engaño, hipocresía, envidias y toda calumnia. Hoy para muchos hijos de YaHWéH la envidia es parte de su vida y esto no es lo que quiere YaHWéH por supuesto, pero están tan sumidos en ello que lo toman como una verdad y un modo de vida.

KEFA ALEF (Primera de Pedro) 2: 1

El envidioso (a) asume que la otra persona posee lo que ellos quieren y no poseen o lo tienen en menor cantidad o cualidad, ello los hace sentir, enojados, tristes, deprimidos, desolados, desanimados, desesperados, desesperanzados y piensan que tiene lo que no se merecen, porque es muy poco comparado con el envidiado (a). Lo malo de esto es que muchas veces el envidiado (a), se convierte en el competidor o el rival simbólico, aunque este o esta o lo sepan.

Es interesante que personas con una actitud de envidia se notan de lejos y es muy complicado compartir o establecer una amistad con ellos, ya que la envidia de este se siente muy fea y la persona no es transparente y está solo esperando algo para decir, algo que hiera al envidiado, y se atreven a decir luego compartiendo, lo rico que me supo es que se lo dije en su propia cara.

YaHWéH les ha dado a sus hijos un sentimiento y una oportunidad de avanzar en la vida con shalóm y sujetos a su misericordia y a sus promesas. Muchas veces hemos orado por situaciones que nos gustaría tener o hacer y en una posición correcta las mismas han llegado en el tiempo de YaHWéH, otras situaciones no hay llegado, pero es muy posible que nos hemos dado cuenta de que no nos convenía aquello que en tiempo atrás creíamos era fundamental para nuestras vidas, por eso siempre debemos de recordar lo que la Toráh nos recomienda en este tema, MISHLEI (Proverbios) 23:

15 Cuando alcances la sabiduría, hijo mío, no habrá nadie más dichoso que yo;  16 sentiré un profundo gozo al oírte hablar como es debido. 17 no tengas envidia de los pecadores; antes bien, honra siempre a YaHWéH; 18 entonces tendrás un correcto fin y tu esperanza jamás será destruida.

MISHLEI (Proverbios) 23: 15-18

Estimados y queridos amigos (as) hijos (as) de YaHWéH, el vivir en este mundo con necesidades impuestas por la sociedad es difícil, pero como hijos de YaHWéH el cual nos ha prometido no solo vivir en una shalón rujaní, sino tener los medios necesarios económicos según su voluntad, para que vivamos contentos y sin envidiar lo que otros tienen, sea mucho o poco. Entendamos que, si necesitamos algo en nuestra vida, no debemos orar con nuestro corazón cargado de envidia, porque vimos algo que otro (a) tenía y nosotros lo queremos, así no funciona el asunto.

Oremos por alguna situación en especial, porque creemos que YaHWéH lo ha puesto en nuestro ruaj y que Él quiere que lo tengamos bajo oración y confianza y sentir gozo en el ruaj de que YaHWéH lo puede dar, de tal manera que podamos exaltar el Nombre de YaHWéH por ello y nuestro corazón disfrute la shalóm de sentir que YaHWéH siempre está allí para sus hijos (as).

Shalóm!

ROHE Johnny Chavarría Diaz – Agosto 2020

La fatalidad del rencor

La fatalidad del rencor

Es muy normal que el ser humano se disguste y se enoje por acciones que sus semejantes comentan contra él o ella o contra sus cercanos, pero una cosa muy diferente llegar al punto grave del rencor. En este tema la Toráh nos advierte como una gran fatalidad si estamos entre sus garras, leamos: Hechos: 8:

22 Por eso, haz arrepentimiento de tu maldad y ruega al Adón. Tal vez te perdone el haber tenido esa mala intención. 23 veo que vas camino a la amargura y a la esclavitud del pecado.

Hechos: 8: 22-23

El pasaje es bien claro y nos narra el trágico camino de tener rencor y amargura en nuestra vida.

Hay muchas definiciones de la palabra rencor, pero podemos decir que iniciamos este camino con un: Resentimiento o bien un disgusto o una pena causados por algo que se considera, una falta de afecto o una desconsideración, que afecta la integridad, economía y amistad del ofendido. Rencor es un sentimiento de enojo o de rechazo por algo pasado, pero primero se manifestó con resentimiento espontáneo, que este a su vez puede convertirse en odio, apatía o deseo de venganza y que puede llegar a la muerte del ofensor. Una persona resentida puede hacer, si se lo permite, que el asunto llegue hasta el rencor. Si llega a este punto, será despiadada o implacable y llenar tanto de odio su vida que hasta él o ella pueden morir o enfermarse de gravedad por esa situación. El resentimiento a veces viene a consecuencia de algo difícil de aceptar o superar y si no se supera llega al rencor. Un ejemplo podría ser que usted contrate a alguien para que haga un trabajo de pintura en su casa, usted y el contratado llegan a un acuerdo de tiempo y dinero, así como de todos los detalles a considerar en ese contrato de pintura. Por el contrato usted automáticamente planea tiempo y dinero, conforme a lo establecido, pero sucede que en lugar de un mes que duraba el trabajo, este se atrasa tres meses con el problema de tiempo y dinero y otros inconvenientes que desde luego salen de ese atraso. Aquí podría haber varias situaciones, desde pleitos graves, demandas, pero sobre todo un resentimiento con características de rencor y todo lo que ello conlleva. Lo importante para un futuro sin guardar resentimiento y menos llegar al rencor en eventos con el narrado, lo más lógico es que investigamos bien al contratado, establezcamos bien las pautas a seguir en lo legal y muy posible el contratista escogido con sabiduría haga una muy buena labor. Lo positivo será siempre no enojarse con el contratista irresponsable sin importar el servicio contratado, pero sí con el mal servicio ofrecido, ya que por lógica nunca más volverá a pintar su casa, pero eso no indica, que seamos enemigos y menos tener rencor hacia lo que pasó. Podemos más bien tomarlo positivamente y ser más selectivos la próxima vez. En este caso el contratista perdió un cliente y es muy posible siga perdiendo clientes en otros lados, por su ineficiencia e irresponsabilidad, pero nosotros ante eventos como este, debemos de quedarnos en Shalóm y considerar que hay mucha gente que pinta casas y muchos que hacen de todo según la necesidad, solo que hay que asegurarse de tener más cuidado de averiguar sobre el tema con varios contratistas, para no volver a pasar por lo mismo. La Toráh nos advierte las consecuencias de no llegar al extremo y de llenar de rencor nuestras vidas: MISHLEI (Proverbios) 18:

19 Más se cierra el ají (hermano) ofendido que una ciudad amurallada. Los pleitos separan como las rejas de un palacio.

MISHLEI (Proverbios) 18: 19

Tambié leemos en Hebreos 12:

15 Asegúrense de que nadie deje de alcanzar la misericordia de YaHWéH; de que ninguna raíz amarga brote y cause dificultades y corrompa a muchos.

Hebreos 12: 15

El rencor y la amargura nos puede llevar por caminos muy difíciles donde de seguro será duro el transitar, leamos de la Toráh: IYOV (Job) 23:

1 Respondió Iyov (Job) y dijo: 2 Hoy también hablaré con amargura; porque es más grave mi llaga que mi gemido. 3 ¡Quién me diera el saber dónde hallar a YaHWéH! Yo iría hasta su silla. 4 expondría mi causa delante de Él y llenaría mi boca de argumentos. 5 yo sabría lo que Él me respondiese y entendería lo que me dijera. 6 ¿Contendería conmigo con grandeza de fuerza? No; antes Él me atendería.

IYOV (Job) 23: 1-6

Que estén bien y que YaHWéH les de shalóm.

ROHE Johnny Chavarría Diaz – Agosto 2020

Te va bien? Ojo! Podrías estar en una celda!

Te va bien? Ojo! Podrías estar en una celda!

De repente ves tu vida y dices: que buena es mi vida, no tengo problemas, no busco a YAHWEH, y todo me va bien. Otros le buscan, y su vida está llena de problemas. Que dichoso (a) soy!

Como explica uno esto?

Tengo que decir, que a veces el diablo permite que la gente viva una vida libre de problemas porque no quiere que se acerquen a YAHWEH. Nuestro pecado es como una celda de cárcel, excepto que esta celda es agradable y confortable para que uno no tenga ganas de salir aunque la puerta de esta celda está abierta. Hasta que un día, el tiempo se acaba, la celda se cierra, y te das cuenta de que es muy tarde.

Tener aflicciones no debe ser visto como algo malo: lo malo es vivir siempre en aflicción.  A veces YAHWEH permite que las tengamos para que aprendamos a depender de Él y de su shalom y berajot. (Bendiciones).

Kefa Bet (2 Pedro) 2 nos dice:

10 Pero el yom del Adón vendrá como un ladrón. En aquel yom los shamayím desaparecerán con un estruendo espantoso, los elementos serán destruidos por el fuego, y la eretz, con todo lo que hay en ella, será quemada.

Kefa Bet (2 Pedro) 2:10

El viene pronto, y la puerta de la celda, se cerrará.

¿Estás en la celda? Bueno, ¿qué esperas para salir!?

Johnny Chavarria Artavia – Agosto 2020

Tienes miedo!? No lo tengas!

Tienes miedo!? No lo tengas!

Hoy la desesperación y el miedo está presente en muchas familias en el mundo y esto debido a la pandemia de la Covid-19. A esto se le suma el “síndrome del miedo” por lo que va a pasar mañana, esto es otra pandemia, que también está matando a muchos y sometiendo su voluntad. Hay dos pasajes muy interesantes respecto al miedo y cómo afecta a los hijos de YaHWéH, los escogidos para un propósito, pues, por supuesto también estamos en medio de este problema mencionado, con la única y maravillosa diferencia que tenemos, las promesas de YaHWéH para nosotros sus hijos., leamos MEIR (Marcos) 4:

35 Ese día al caer la noche, les dijo a sus discípulos: Crucemos al otro lado. 36 dejaron a la multitud y se fueron con Él en la barca donde estaba. También lo acompañaban otras barcas.37 Se desató entonces una fuerte tormenta y las olas azotaban la barca, tanto que ya comenzaba a inundarse. 38 YaHsHúa, mientras tanto, estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal, así que los discípulos lo despertaron. Rabí. Gritaron, ¿No te importa que nos ahoguemos? 39 Él se levantó, reprendió al viento y ordenó al mar: Silencio. Cálmate. El viento se calmó y todo quedó completamente tranquilo. 40 ¿Por qué tienen tanto miedo? Dijo a sus discípulos. ¿Todavía no tienen fe? 41 ellos estaban espantados y se decían unos a otros: ¿Quién es éste, que hasta el viento y el mar le obedecen?

MEIR (Marcos) 4: 35-41

También leemos en MATTITYAH (Mateo) 8:

23 Luego subió a la barca y sus discípulos lo siguieron. 24 de repente, se levantó en el lago una tormenta tan fuerte que las olas inundaban la barca. Pero YaHsHúa estaba dormido. 25 los discípulos fueron a despertarlo. Adón gritaron, rescátanos, que nos vamos a ahogar. 26 hombres de poca fe les contestó, ¿Por qué tienen tanto miedo? Entonces se levantó y reprendió a los vientos y a las olas y todo quedó completamente tranquilo. 27 los discípulos no salían de su asombro y decían: ¿Qué clase de hombre es éste, que hasta los vientos y las olas le obedecen?

MATTITYAH (Mateo) 8:23-27

Hay algunos aspectos interesantes en la narración de Meir y Mattityah, que deben de ser destacadas respecto al tema y son:

  • En su mayoría los discípulos eran pescadores, podrían haber visto la tarde y saber y entender que vendría una tormenta ya que conocían el lago de Galilea muy bien. Nosotros podemos conocer muy bien el tema que nos causa miedo, pero este puede llegar a inquietarnos cuando no esperamos eso.
  • La tormenta fue tan fuerte que se asustaron bastante a pesar de ser pescadores. La vida en un momento nos puede asustar bastante y creer que ya no hay salida.
  • El terror los llevó a lo máximo de sentirse muy preocupados y sin salida aparente, como no puede pasar o nos ha pasado muchas veces en nuestra vida.

El miedo muchas veces cuando es del tipo y las causas muy parecidas a estas que vivieron en extremo los discípulos en el mar de Galilea, puede este atraparnos o encerrarnos en una prisión la cual no nos deja salir y cada día se puede agravar más y más sino le ponemos freno y sacamos de nosotros a relucir las promesas y berajot de YaHWéH.

Como hijos de YaHWéH, estamos en la barca con YaHsHúa y esto en el mismo concepto para todos los hijos de YaHWéH, teniendo las mismas oportunidades y dificultades, pero entendiendo claro que para calmar las aguas y ver el poder de YaHWéH manifestado debemos creer y es lo que dice el versículo leído: 40 ¿Por qué tienen tanto miedo? Dijo a sus discípulos. ¿Todavía no tienen fe? 41 ellos estaban espantados y se decían unos a otros: ¿Quién es éste, que hasta el viento y el mar le obedecen?

Muchas veces parece que todo terminó para un hijo (a) de YaHWéH, pero definitivamente no debe de ser así, el de aceptar el miedo o el temor anula en nosotros las promesas de YaHWéH y nos hace pensar que todo terminó y nos comparamos con los que no son hijos de YaHWéH y llegar hasta ahí es lo peor para un hijo de YaHWéH.

Es muy posible que hayamos confrontado a YaHWéH diciendo: ¿No te importa que nos ahoguemos?, o bien de otra forma, YaHWéH se olvidó de mí, pero de seguro la respuesta de YaHWéH, aunque no la queramos oír por nuestro miedo, será siempre: 39 Él se levantó, reprendió al viento y ordenó al mar: Silencio. Cálmate. El viento se calmó y todo quedó completamente tranquilo. Definitivamente YaHWéH reprenderá nuestra situación, nuestro problema, nuestra angustia si es que realmente creemos que Él puede calmar la situación.

Por eso el texto de la Toráh que nos dice; Romanos 8:

31 ¿Qué diremos frente a esto? Si YaHWéH está de nuestra parte, ¿quién puede estar en contra nuestra? 32 Él que no escatimó ni a su propio Ben, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no habrá de darnos generosamente, junto con Él, todas las cosas? 33 ¿Quién acusará a los que YaHWéH ha escogido? YaHWéH es el que los declara libres. 34 ¿Quién condenará? YaHsHúa Ha Mashiaj es el que murió, e incluso resucitó y está a la diestra de YaHWéH e intercede por nosotros. 35 ¿Quién nos apartará del amor de Ha Mashiaj? ¿La tribulación, o la angustia, la persecución, el hambre, la indigencia, el peligro, o la violencia?

Romanos 8: 31-35

Confiemos que YaHWéH hará lo mejor para nosotros sus hijos.

Shalóm

ROHE Johnny Chavarria Diaz – Agosto 2020

Perdonar ofensas: tarea titánica para muchos

Perdonar ofensas: tarea titánica para muchos

En cierto modo, a veces, el perdón parece un acto que va más allá de lo humano, sencillamente, porque la capacidad de la persona de olvidar el pasado se frustra en medio del dolor que pudo producir determinado acto. Tal vez se ve de una forma clara en los casos extremos. Un niño que durante años fue víctima del acoso escolar, seguramente, tendrá grandes dificultades para poder mirar a los ojos a aquellos que le hicieron daño y nunca se planteará la posibilidad de darles una segunda oportunidad. O el/la familiar que durante años os hizo la vida imposible, o el amigo(a) que después de que le dimos mucho de nuestra vida, simplemente se perdió.

Duro tema este, pero el rey Salomón nos da una clave para ver la gravedad del hecho, leamos: Mishlei / Proverbios 18:

19:El ají ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte, y las contiendas de los ajím son como cerrojos de alcázar.(alcázar= castillo fortificado en lugar estratégico).

Mishlei / Proverbios 18:19

El mishlei suena y parece muy duro. Al  parecer  en extremo. ¿Será tan difícil reconciliar a un ají o ajót ofendido (a)? ¿Tan poca esperanza  hay de  recuperar los días de gozo en shalóm?

Salomón nos enseña aquí que una vez que se ofende a un ají (hermano), casi estamos sin esperanza “qué tremendo!”. ¿Por qué la ruptura es tan severa? Es ley natural que ofender a quienes nos aman puede crear mucho odio, hasta llegar al desprecio y a la pérdida de shalóm o mucho más allá. Es muy posible que antes de la súper ofensa que tiene al ofendido(a) así sin la shalóm de Yahwéh en su vida, haya existido entre ambos involucrados un afecto importante, además de lealtad, servicio y confianza. La ofensa de este tipo según nos dice Salomón, penetra hasta lo más íntimo y requiere mayores reparaciones que si lo hubiera hecho alguien extraño, aunque la ofensa de éste fuera mayor. Dicen que pequeñas ofensas encienden fuegos maritales o familiares, aunque tales ofensas fueran insignificantes y fácilmente ignoradas en otro tipo de relaciones. Tenemos ejemplos en la Toráh en el caso de Caín que mató a Abel, Esaú  que buscó acabar con Yacob, los ajím de Yosef que lo vendieron como esclavo, Absalón que planificó durante dos años la muerte de su ají  Amnón.

La sabiduría consiste en evitar ofensas entre ajím, especialmente en la kehila (Asamblea) en lo referente a ajím (hermanos) en la emunah, ya que puede suceder lo mismo que en lo familiar pero con mayores consecuencias. Es difícil recuperar una relación cercana, así que  lo mejor es evitar ofensas en primer lugar. Lo más terrible es cuando uno puede “ver los toros de la barrera”, se puede analizar lo relacionado a la ofensa y casi determinar un culpable. El problema es que la inmadurez, la prepotencia y sobre todo el orgullo en los involucrados no permite que ninguno(a) acepte de quién realmente fue el ofensor (a) y quién el ofendido(a), ya que siempre el otro(a) es el malo (a) y el culpable de todas las desgracias.

El mishlei, nos enseña una ley natural  y no es justificación para ser lentos en perdonar a ofensores, tampoco es justificación para abandonar a quienes están heridos y principalmente son y pertenecen a la misma dam carnal o rujaní. El hombre rujaní no vive bajo leyes naturales, más bien vive por el Ruaj Ha Kodesh de Yahwéh, quien le enseña a ser lento para la ira y rápido en perdonar.

Es muy normal que pequemos diariamente y por lógica deseemos que Yahwéh perdone nuestras ofensas, pero cuando se trata de perdonar a otros nos volvemos jueces muy duros y dictamos sentencias muy drásticas  y normalmente no le damos la absolutoria al ofensor (a).

La Toráh nos habla al respecto, leamos: Apsiyahim   (Efesios) 4:

32 Más bien, sean generosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Yahwéh los perdonó a ustedes en Ha Mashiaj.

Apsiyahim (Efesios) 4: 32

O que tal lo que dice COLESEYAHIM (Colosenses) 3:

13 Sopórtense unos a otros, y perdónense si alguno tiene una queja contra otro. Así como el Adón los perdonó, perdonen también ustedes.

COLESEYAHIM (Colosenses) 3: 13

No sea usted un castillo fortificado en un lugar seguro en cuanto a perdonar una ofensa. Sea más bien aquel  que sale de su escondite  y arregla la situación para estar liberado de algo que lo amuina y lo hace perder no solo la shalóm sino las berajot de Yahwéh. Hoy es el día de liberarse de esa atadura ya que aunque se sea el ofendido y no el ofensor, ambos quedan encadenados a una amargura de corazón.

Espero no esté pasando nada de esto por su mente si Yahwéh ya lo rescató de la muerte eterna.!

Shalóm

ROHE Johnny Chavarria Diaz / Agosto 2020

Pasas un momento difícil en tu vida? Busca la verdad!

Pasas un momento difícil en tu vida? Busca la verdad!

Hay algunos tiempos en nuestra vida, donde nos podemos sentir de una cierta manera extraña.. si lees esto, sabes a que me refiero.

Durante mi vida he aprendido que cuando estos tiempos llegan, no puedo confiar en mis sentimientos, pero siempre puedo confiar en YHWH. Y hay tiempos donde todos nosotros también llegamos a ese lugar, y de nuevo sabes a qué me refiero, donde estás en tu cama en la noche y pensamientos pueden entrar en tu mente, pensamientos como:  que la vida que habías planeado no salió como debía, y las esperanzas y sueños que teníamos no van a pasar, pensamientos como que soy muy joven para esto, o soy muy viejo para esto, es muy temprano para eso, es muy tarde para esto. Lo que pasa es que si no somos cuidadosos, esos pensamientos tarde o temprano pueden pasar de nuestra mente y llegar a nuestros corazones y darle cabida en nuestras vidas. Y aquí es donde se vuelven peligrosos.

Te puedo decir hoy que la única cosa que puedo hacer cuando eso pasa en mi vida es buscar la verdad.

Y SI! la verdad es que hay un enemigo de nuestras almas que viene como ladrón, es un mentiroso, es un engañador y un acusador. Pero déjame decirte que, la verdad es, según la Torah de YAHWEH, que todo lo que ese enemigo dice no es verdad. Pero El dice que tiene un propósito para todos nosotros, que somos únicos como la huella de nuestros dedos, somos únicos en nuestro tipo.

Tal vez estás pensando en cómo haces para salir con tus estudios, cómo haces para salir con tu vida, cómo haces para criar a tus hijos, sabiendo que trabajas duro para poder salir adelante, o tal vez eres un joven tratando pensar qué es lo que te espera el futuro.

Pero te puedo decir, que el creador de los cielos y la tierra ha planeado una vida mucho más grande de lo que tú piensas, y Él tiene planes para prosperarte, no para dañarte: Para darte esperanza y un futuro.

Desde siempre, a los que son de su pueblo, Ovejas Perdidas, nos dice en Yeshayah 44:

1  Escúchame ahora, Yisrael, pueblo de Yaakov, mi siervo, mi elegido. 2 Yo soy Yahwéh, tu creador, que te formó desde antes de nacer y que te ayuda. No temas, Jesurún, pueblo de Yaakov, mi siervo, mi elegido,  3 porque voy a hacer que corra agua en el desierto, arroyos en la eretz seca. Yo daré nueva vida a tus descendientes, les enviaré mi berajáh.  4 Y crecerán como hierba bien regada, como álamos a la orilla de los ríos. 5 Uno dirá: Yo soy de Yahwéh, otro se llamará descendiente de Yaakov, y otro se grabará en la mano: Propiedad de Yahwéh, y añadirá el nombre de Yisrael al suyo propio.

Yeshayah 44: 1-5

Estás pasando por uno de estos momentos! Confía en que YAHWEH en su tiempo, traerá lo mejor para ti!

Johnny Chavarria Artavia – Agosto 2020

Me decido a triufar! …pero en YAHWEH!

Me decido a triufar! …pero en YAHWEH!

Es  muy normal que cuando hablamos de triunfo nos refiramos a todo aquello que se pueda lograr con méritos propios. En lucha tenaz a través de la vida es posible que  alguien diga al final de la vida, mis triunfos se deben a mi esfuerzo. Es también muy normal de que desechemos a Yahwéh de todo aquello que el hombre o mujer puedan ver como éxito y echarle a Yahwéh la culpa de todos aquellos fracasos, como cuando la gente en el dicho popular dirigido a fracaso y la pobreza y la desdicha, dicen así: “aquí estoy amparado a la voluntad de mi dios” como diciendo con esto si “dios” no me salva estoy fatal, porque ya yo hice lo que pude y nada.

Dentro del contexto Toráh hay un pasaje que genera escalofríos desde el punto de vista de contenido inspirador y como de ejemplo a tomar, leamos IYOV (Job) 22:

28 Determinarás asimismo una cosa y te será firme y sobre tus caminos resplandecerá luz.

IYOV (Job) 22: 28

Es muy posible que usted esté dónde están el resultado o la suma de todas tus decisiones malas o correctas. Sean estas decisiones grandes o pequeñas, estas han influido en  tu pasado, presente y quizás influirán en tu futuro. No sólo lo que decides de origen material, físico o rujaní, sino lo que decides por reacción ante las circunstancias y acciones de los demás y puede ser que son las que te han traído hasta tu forma de  vida de hoy. El marino que lleva su embarcación a la mar puede culpar al viento de soplar en contra de su embarcación, pero no puedes culpar al viento de no haber colocado las velas en una correcta posición para aprovecharlo.  De esto se trata el triunfo o fracaso de la vida. Muchas veces la solución está, solo que dedicamos más tiempo a revelarnos contra YaHWéH, que a comprender lo que realmente somos para Él.

Una posición de vida “sod” (ver el estudio en esta página sobre los 4 niveles de interpretación de la Torah: https://cutt.ly/4d2Lm64 ) nos permitirá observar la grandeza de la creación y nuestro lugar en ella, donde todo es perfecto y todo encaja, pero la mayoría de veces la gente solo observa las moles de cemento que el hombre ha hecho para afear la creación de YaHWéH, pero le incomoda los árboles que son vida para él.

Comprender el pasaje de Iyov es aprender que Yahwéh quiere guiar nuestra vida y hacer resplandecer todo aquello que hagamos pero esté sujeto a Él. Este pasaje ligado a otro Toráh que dice así: MISHLEI (Proverbios)4:

18 -El camino de los justos es como la luz de un nuevo día, va en aumento hasta brillar en todo su esplendor.

MISHLEI (Proverbios) 4:18

Shalóm

ROHE Johnny Chavarría Diaz – Agosto 2020

Decisiones correctas: Una dura tarea

Decisiones correctas: Una dura tarea

Tuvimos la oportunidad  mi esposa y yo de ir a un lugar muy bonito en la montaña recientemente y fue emocionante ya que  para ingresar al lugar hay que ir por medio del bosque pero hay señalización por el camino que indica por donde ir hasta llegar al lugar. En la vida rujaní pasa de la misma forma,  la Toráh siempre nos indica por donde caminar correctamente hasta llegar a la obediencia que YaHWéH quiere y desea de sus hijos e hijas.

Muchas decisiones son difíciles debido a las consecuencias que podrían tener si las hacemos de mala forma. Como las decisiones  en la vida rujaní son diarias y de muy variada forma la Toráh nos da más de un consejo para una correcta decisión y voy a enumerar tan solo siete de ellas. YA’AKOV (Santiago) 1

5 Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídansela a YaHWéH y Él se la dará, pues YaHWéH da a todos generosamente sin menospreciar a nadie.

YA’AKOV (Santiago) 1:5

Es muy claro el texto y nos lleva a confesar que la sabiduría del hombre no vale absolutamente nada, la sabiduría que realmente va dirigida a decisiones correctas es la que YaHWéH da. Siempre debemos empezar pidiendo a YaHWéH sabiduría. La sabiduría que viene del mundo trae una shalóm temporal seguida por más frustración y derrota. La sabiduría de YaHWéH trae paz y la vida, incluso cuando las cosas se ponen difíciles. Cuando oramos con fe, creyendo que YaHWéH nos dará sabiduría para tomar la mejor decisión, Él responde y nos da más de lo que necesitamos. TEHILLIM (Salmos) 19:

8 Los preceptos de YaHWéH son justos; y dan gozo al corazón. El mandamiento de YaHWéH es puro; alumbra los ojos. Antes de tomar decisiones difíciles, es importante ver la Toráh y qué nos dice de nuestra situación. Es  maravilloso y produce  la shalóm de que estamos haciendo las cosas como YaHWéH las ha dispuesto. 

TEHILLIM (Salmos) 19:8

Además en TEHILLIM (Salmos) 37:

7 Calla delante de YaHWéH y espera en Él. No te alteres con motivo de los que prosperan en su camino, por el hombre que hace maldades. Muchas veces y es normal a tomar rápidamente una decisión difícil en lugar de esperar en YaHWéH. Muchas veces al esperar en YaHWéH vamos a tener períodos de tiempo en los que parece que no está pasando nada, sin embargo, en YaHWéH está presente nuestro nombre y petición ya que somos hijos amados. Este es un momento de reflexión en silencio y meditación de gratitud por la Jesed de nuestro Abba.

TEHILLIM (Salmos) 37:7

En MISHLEI (Proverbios) 13 encontramos:

Júntate con sabios y obtendrás sabiduría; júntate con necios y te echarás a perder.

MISHLEI (Proverbios) 13: 20

Todo hijo (a) de YaHWéH tiene la opción y la opinión sobre cuál es la mejor decisión, sin embargo, muchas veces la opinión y la decisión hacia un tema en particular no son lo más adecuado, no necesariamente la misma medicina no cura igual a dos pacientes diferentes. Téngalo por seguro que aquel que aconseja fuera de la Toráh, lo hace desde su perspectiva de vida y experiencia pero eso le puede causar daño a usted. Júntate con sabios es lo más recomendable. Veámos en MISHLEI (Proverbios) 13:

5 Confía de todo corazón en YaHWéH y no en tu propia inteligencia. 6 Ten presente a YaHWéH en todo lo que hagas y Él te llevará por el camino justo.

MISHLEI (Proverbios) 13: 5-6

Tal vez podamos tratar de pensar todas las opciones en nuestras mentes y en nuestra propia sabiduría, pero lo correcto es poner nuestra confianza en YaHWéH Y  Él nos da la dirección justa que necesitamos para vivir correctamente. La fidelidad de YaHWéH vendrá sobre nosotros conforme seguimos en la fe a pesar de las muchas probabilidades y posibilidades en nuestra contra. Que tal si leemos HEBREOS 4:

15 Porque no tenemos un Kohén Gadol incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. 16 Así que acerquémonos confiadamente al Trono de la misericordia para recibir compasión y hallar el favor que nos ayude en el momento que más la necesitemos. Debemos y tenemos que  llegar al punto de reconocer nuestra dependencia total en YaHWéH.

HEBREOS 4:15-16

Muchas veces decisiones difíciles nos llevan a ver lo correcto o lo malo en nosotros. No podemos poner excusas por nuestros pecados; más bien debemos confesarlos inmediatamente y buscar la limpieza del ruaj. De seguro no  hay atajo para tratar con el pecado, este debe ser tratado con rapidez o puede contaminar nuestras decisiones que muy posiblemente lleven la levadura del pecado y de malas influencias. Para casi finalizar, veámos YA’AKOV (Santiago) 4:

7 Así que sométanse a YaHWéH. Resistan al diablo y él huirá de ustedes.

YA’AKOV (Santiago) 4: 7

En el proceso de toma de decisiones, no nos desviemos ni a la derecha ni a la izquierda para poder llegar ya que YaHWéH está por encima de nuestros pensamientos y planes, Él puede mover montañas de decisiones problemáticas y hacer un camino para nosotros. Cada vez que respiramos su voluntad y no la nuestra, hay una oportunidad para los milagros. Usted pueda que no sepa como tomar una decisión difícil en este momento, pero sí tiene la responsabilidad de escoger en YaHWéH la mejor. Cuando aprendemos a hacer de YaHWéH una parte importante en la toma de nuestras decisiones fáciles y difíciles esto se convierte en algo natural para nosotros en nuestro caminar con Él, no tome su propio camino siga las señales  que le da la Toráh.

Shalóm

ROHE Johnny Chavarria Diaz – Agosto 2020